CR201/13: bullying/ burn out / mobbing 2


CR201/13

Mendoza, 09 de setiembre de 2013

Bullying / burn out / mobbing 2

Estimada comunidad universitaria:

En relación al bullying, el psicólogo Dan Olweus es el primer estudioso del tema, y como tal comienza a preocuparse de la violencia escolar en su país: Noruega, en el año 1973, y se vuelca a partir de 1982 en el estudio del tema a raíz del suicidio de 3 jóvenes en ese año.
En Europa se estaba trabajando ya con los países nórdicos, también en Inglaterra en donde desde hace mucho existen tribunales: los bully courts o tribunales escolares, creados en el Reino Unido por el Parlamento. Allí existen desde 1989 una línea directa a la que acuden aquellos que quieran consejos sobre situaciones de acoso escolar.
En España no hay estudios oficiales hasta que se realiza la defensa de un menor en 1999. Existen programas de prevención en muchos países de Europa, en EE.UU. En España han sido pioneros en Sevilla, con un programa educativo de prevención al que luego volveremos y que se ha llevado a cabo desde 1997.
El objetivo del acoso escolar es intimidar, apocar, reducir, someter, amedrentar y consumir emocional e intelectualmente, a la víctima, con vistas a obtener algún resultado favorable para quienes acosan o satisfacer una necesidad imperiosa de dominar, someter, agredir, y destruir a los demás que pueden representar los acosadores como un patrón predominante de relación social con los demás.
En ocasiones, el niño que desarrolla conductas de hostigamiento hacia otros busca, mediante el método de ensayo - error, obtener el reconocimiento y la atención de los demás, llegando a aprender un modelo de relación basado en la exclusión y el menosprecio de otros.
Con mucha frecuencia el niño o niña que acosa a otro compañero suele estar rodeado muy rápidamente de una banda o grupo de acosadores que se suman de manera unánime y gregaria al comportamiento de hostigamiento contra la víctima. Ello es debido a la falta de autoridad exterior ( ej. profesores, familia, etc ) que imponga límites a este tipo de conductas, proyectando el acosador principal una imagen de líder sobre el resto de sus iguales seguidores.
A menudo la violencia encuentra una forma de canalizarse socialmente, materializándose en un mecanismo conocido de regulación de grupo en crisis: el mecanismo del " chivo expiatorio". Destruir al que no es seguidor, al que resiste, al diferente, al que sobresale académicamente, al imbuido de férreos principios morales, religiosos, etc.

Atte.

Dr. Daniel R. Miranda
Rector UMaza

Comentarios

  1. Son temas muy importantes a tratar en los Colegios, con los chicos, los padres y los docentes, ya que es un fenómeno que crece y del cual poco se conoce para poder abordarlo con buenos resultados.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CR 047/13: algunos números para tener en cuenta 3

Nota REC Nº 767: un abismo o un saltito