Innovación y creatividad: el nuevo camino para nuestros niños y adolescentes

Estimado claustro universitario:

No es casual que la etapa iniciada por nuestra gestión 2016 – 2020 lleve implícito estos conceptos de innovación y creatividad, la Universidad es responsable no solo de la sociedad del conocimiento sino también de la sociedad del pensamiento.

La educación y la enseñanza en particular han pasado por múltiples etapas: el enciclopedismo, el acercamiento de la práctica por el sistema de resolución de problemas, la evaluación según resultados, los trayectos curriculares según competencias, pero todos son vulnerables en su análisis cuando tratamos de ver el grado de creatividad e innovación que pueden tener.

En el mundo hay pocos consultores en el área de educación, tanto formales como informales, referidos a innovación y creatividad.

Muchas veces los planes de estudio segmentados y con respuestas únicas pueden frenar la innovación y la creatividad o  no están diseñados para potenciar la creatividad innata que hay en cada uno de nosotros.

La creatividad es el tener ideas originales y si ocurre que el tema por el cual una persona se interesa o quiere innovar y no forma parte de la currícula, entonces su habilidad será dejada de lado. Por otro lado los métodos de enseñanza pueden inhibir la creatividad como en el caso que un profesor pretenda obtener una única respuesta correcta o que no tenga métodos que estimulen a los estudiantes a desarrollar la creatividad, la imaginación. También es importante tener en cuenta las formas de evaluación que se alejan de permitir la innovación y la creatividad. Las estrategias de enseñanza – aprendizaje – evaluación deben ser más flexibles y amplias.

Tanto los padres como el sistema educativo son importantes. Los primeros tienen la posibilidad de conocer profundamente a sus hijos, de un modo que los docentes no podrán, pero estos a su vez pueden ser más objetivos, ver y estimular cualidades, habilidades y destrezas, que los demás no advierten.

La innovación y la creatividad están relacionados con la diversidad y no con la homogeneización del conocimiento y del pensamiento. Si las personas piensan y se comportan de la misma manera, no hay espacio para la imaginación.

Independientemente del gran desarrollo de las comunicaciones a través de las redes sociales, que impactan directamente en los procesos educativos, debemos ubicarnos en tiempo y espacio en el dinamismo que deberemos darle a los procesos educativos en los próximos 20 años. Hay que comenzar a pensarlo y definirlo HOY.

Las claves para esta relación : enseñanza – creatividad – innovación, puede estar en
1-      Planes de estudios abiertos, que integren varias disciplinas y se basen en el desarrollo de proyectos.
2-      Docentes que fomenten la imaginación y las respuestas múltiples entre sus alumnos.
3-      Mayor énfasis en la flexibilidad y el estímulo de las ideas diferentes en lugar de uniformidad y rigidez.

Creo humildemente que es el nuevo camino para nuestros niños y adolescentes del siglo XXI, al menos para los próximos años.


Cordialmente.



Dr. Daniel R. Miranda
Rector UMAZA

2016: Bicentenario
Independencia Argentina




Comentarios

Entradas populares de este blog

CR201/13: bullying/ burn out / mobbing 2

CR 047/13: algunos números para tener en cuenta 3

Nota REC Nº 767: un abismo o un saltito