Bienvenida al segundo cuatrimestre

Estimada comunidad universitaria:


Iniciamos un segundo cuatrimestre en momentos globales muy complejos. Por un lado la corroboración de gravísimas situaciones de corrupción y por otro la dura realidad de boletas con valores impagables de servicios e impuestos, con números verdaderamente salvajes e insensibles.
Nuestra Universidad más que nunca debe trabajar en pos de contener una sociedad con una gran incertidumbre y ambivalencia, francamente dividida, en el marco de un año trascendental como es el Bicentenario de la Independencia Argentina.

Les doy la bienvenida al segundo cuatrimestre del ciclo académico de una institución que imparte educación; donde resulta pertinente en esta evocación destacar próceres como Manuel Belgrano y sus ideas pedagógicas para las escuelas políticas que quiso fundar, muchas de las cuales tendrían validez en la actualidad, ya que expresaban una política con ética y moral, una política con comprensión social. También a Mariano Moreno, quien con su bajo perfil es aún un ejemplo de honestidad, luchador incansable contra el analfabetismo y verdadero patriota. Ni que hablar del gran maestro de América: Domingo Faustino Sarmiento, quién estableció a través de su célebre frase escrita en El Zonda (San Juan) “On ne tue point les idées” (las ideas no se matan), fundamento de todas las libertades y a quién debemos todo, absolutamente todo, en materia de educación pública, no solo en Argentina sino en Latinoamérica.

En todos ellos existió un común denominador: la importancia de la educación como la base de toda independencia económica y política. Todos ellos sabían que una nación es un pueblo con raíces y en donde los acontecimientos van dejando impronta en su existencia. Por una gran patria sin rencores, sin corrupción, con profundo sentido social, con educación amplia y abarcativa, con acciones colectivas y no individualistas, sin pobreza que duela, sin violencia que nos mate unos a otros, sin discursos mentirosos e hipócritas. Por una gran nación, por una gran patria; ese es el mejor homenaje a nuestros próceres.

La educación es nuestra meta, es nuestro sentido de existencia, nuestra vocación de servicio para estudiantes y docentes, ejes fundamentales para quienes trabajamos en el día a día. No queremos más el paradigma educativo vertical, enciclopedista, autoritario, que ha colapsado con los grandes avances científicos, tecnológicos y sociales. Para nuevas generaciones, nuevos paradigmas de educación.

¡Bienvenidos al segundo cuatrimestre! ¡Bienvenidos al Bicentenario de la Patria! Conmemoramos el ejemplo de patriotas que dieron sus vidas por la Independencia integral y la libertad plena de la República. A esos líderes políticos que fueron verdaderos estadistas, ejemplos de honestidad, con sincera sensibilidad social por conocer lo que era la pobreza extrema y sus consecuencias, debemos afirmar que no hay libertad sin educación, ni república sin ciudadanos capaces de pensar y -sobre todo- actuar por el bien estar de toda la comunidad.

¡Bienvenidos al segundo cuatrimestre del año del Bicentenario! Con grandes desafíos para nuestra gestión desde lo académico, la investigación y lo económico pero sobre todo en la vinculación y extensión con responsabilidad social, base indiscutible de nuestra gestión.

Nuestras acciones más que nunca deberán seguir siendo ejemplo de tolerancia a las críticas internas y externas, deberán ser ejemplo de patria, formando no simples habitantes con un título sino verdaderos ciudadanos capaces de pensar antes que hablar.

Seguiremos trabajando en la inclusión social, en la contención de los que necesitan ayuda para recibir educación, en la lucha contra la hipocresía de muchos que antes de reflexionar hacen daño, al no medir las consecuencias de sus inescrupulosas palabras y acciones.

Deseamos que estos pensamientos simples, sin soberbia, sin resentimiento, hagan que estudiantes, docentes y personal de apoyo reflexionen (esto es, flexionarse sobre nuestra propia conciencia), resignifiquen sus conocimientos y acciones antes de criticar destructivamente. Las críticas siempre son bienvenidas pero cuando sean frontales, sinceras, honestas, acompañadas de alternativas de solución y utilizando todos los canales de comunicación establecidos y generados por la gestión.

Tenemos sincero deseo de seguir trabajando por una Universidad que se ha hecho indudablemente más grande por su crecimiento global, su mayor visibilidad, su presencia en los lugares más alejados de nuestra inmensa provincia (conteniendo y dando reales oportunidades de estudio a jóvenes mendocinos que van desde el Secano de Lavalle hasta Bardas Blancas, desde La Carrera hasta  Desaguadero). Seguiremos trabajando por una Universidad que es ejemplo de participación y escucha activa de todos sus integrantes (alumnos y docentes delegados, centros de estudiantes, equipo central de Mejoras, buzones de sugerencias, libros de quejas, sugerencias y felicitaciones, redes sociales, reuniones de personal, representantes del mismo en comisión de desarrollo de carrera, Rectorado y Universidad de puertas Abiertas, etc.).

¡Bienvenidos al segundo cuatrimestre del año del Bicentenario con igual o mayor participación de todos, que redunda en mayor compromiso, compromiso constructivo!

Honro la Independencia Argentina, brindo por una universidad por y para ustedes y celebro por una gran patria, construida por cada uno de nosotros.
Reciban Uds. un respetuoso saludo.


Dr. Daniel R. Miranda

Rector UMAZA

     2016: Bicentenario

 Independencia Argentina

Comentarios

Entradas populares de este blog

CR201/13: bullying/ burn out / mobbing 2

CR 047/13: algunos números para tener en cuenta 3

Nota REC Nº 767: un abismo o un saltito